Uso de compost para mejorar la fertilidad de los suelos agrícolas

Las enmiendas orgánicas estabilizadas (compost) son una alternativa sostenible a los fertilizantes inorgánicos. Logran rendimientos similares en cultivos frutales, hortícolas y de secano y mejoran la biodiversidad y la capacidad de retención hídrica de los suelos, según una tesis doctoral leída en la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT). 

Investigadores del Centro de Edafología y Biología Aplicada del Segura (CEBAS-CSIC) han realizado experimentos en invernaderos y terrenos agrícolas de Murcia y Albacete que demuestran que una gestión adecuada de los residuos de origen animal y vegetal consigue rendimientos agrícolas similares a los fertilizantes tradicionales e incluso mejora la calidad de productos como la lechuga, cuyo contenido de nitratos en las hojas es menor utilizando el compost. Un bajo contenido en nitratos es importante porque éstos se transforman en nitritos, cancerígenos y responsables de enfermedades en la sangre.