Dominio de Cair escala a lo más alto con el Pendón de La Aguilera

Noticias: 

Dominio de Cair, la bodega de la familia Luis Cañas en Ribera del Duero, ha conseguido en apenas tres años situar sus vinos en la élite de la Denominación de Origen. Con Cair y Tierras de Cair posicionados como una referencia de la zona, la bodega lanzará el 15 de octubre su vino más exclusivo, el Pendón de La Aguilera, un tempranillo procedente de viñas de más de 80 años y fruto de un minucioso proceso de selección y elaboración.

Ha sido el propio Juan Luis Cañas el encargado de transmitir los valores y la filosofía de la bodega que fundó en el año 2008 en la zona de La Aguilera y de este nuevo vino exclusivo en todos los sentidos: por la limitada edición de 3.240 botellas (a las que se añaden 150 en formato magnum y 30 en doble magnum), por la antigüedad de las viñas, por la rigurosa selección de la uva, la cuidada fermentación y crianza de 27 meses en barrica nueva francesa.

 

También por el precio, que rondará los 200 euros en tienda, de los que la bodega se ha comprometido a donar 25 euros de cada botella a labores sociales. El propio vino responde a este fin, en cierto modo, desde su concepción en pequeños viñedos trabajados por viticultores mayores que velan y viven de la tradición del campo, de cinco viñas situadas a unos 800 metros de altitud sometidas a una viticultura racional y al respeto al medio ambiente.

 

La bodega ha apostado por la recuperación de viñas poco rentables, como explicaba Juan Luis Cañas, en las que conviven cepas muertas con uva blanca y otras variedades como la garnacha tintorera o la bobal, de modo que a veces sólo queda un 50 por ciento de tempranillo. Escaso pero exquisito.

 

Esta primera cosecha de Pendón de La Aguilera, de 2009, llega como un delicado vino con la suavidad y elegancia que corresponde a una elaboración de su altura. En nariz despuntan las notas de regaliz, balsámico o tofe propias de su paciente crianza. Fruta negra madura, con la madera perfectamente integrada, paso firme, con fuerza, volumen y un final persistente para un Ribera del Duero memorable.

 

A la ceremonia de bautismo del nuevo emblema de Dominio de Cair asistieron todos los miembros de esta ya sólida casa. Todos respetan los principios de una filosofía coherente. Cair 2010, el primer vino de la bodega, procede de viñas con una edad media de 40 años y tiene un precio en tienda de unos 20 euros. Minerales, frutas y especias conviven en este vino suave, maduro e integrado que combina intensidad, frescura, una agradable acidez.

 

Tierras de Cair, ahora en su cosecha de 2009, procede de viñedos de más de 70 años y tiene una crianza de 24 meses. El vino despliega sus notas ahumadas, minerales, cacao, por supuesto también su fruta negra madura, su cuerpo presente con un punto goloso, una sabrosa suavidad, amplitud y longitud en boca. Su precio ronda los 40 euros.

 

El hermano más pequeño se llama Cair Cuveé 2012, elaborado con el tempranillo de los viñedos más jóvenes (25 años) y un toque de la variedad merlot, un tinto de media crianza para un tapeo de calidad. Su precio aproximado es de 10 euros.