Los cuatro fantásticos de Barón de Ley

Noticias: 

La bodega riojana Barón de Ley ha lanzado una colección de varietales que respetan la viña y la esencia de la tierra. Tintos que nacen de Maturana, Garnacha, Graciano y Tempranillo, cuatro fantásticos de 2012 que coinciden en autenticidad, intensidad y elegancia, pero cuyas elaboraciones reflejan de forma natural las peculiaridades de cada uva.

 

La puesta en común de los varietales de Barón de Ley evidencia la riqueza de matices en tonalidades, aromas y sensaciones en boca que pueden ofrecer cuatro clases muy diferentes de uva, algunas muy propias de La Rioja, como son la Maturana, el Graciano y el Tempranillo, y otras aparentemente no tan asociadas a esta tierra, como la Garnacha. Pero todas responden a las expectativas de estos tintos sorprendentes, elaborados sin más ayuda que la de la propia naturaleza, a decir de la bodega. Un ejercicio de humildad que tiene una merecida recompensa.

 

 

Varietal Maturana 2012. Vino de estilo bordelés, elegante, con cuerpo, profundo. Explica la bodega que procede de la primera gran plantación de Maturana realizada en la D.O.Ca Rioja, un viñedo situado en Finca Alegría. Una crianza de doce meses en barrica francesa deja un tinto redondo, sabroso, maduro, un titán de declarados aromas balsámicos y de cacao, de tonos púrpura, de suave recorrido en boca que termina en un final persistente.

 

Varietal Graciano 2012. Frescura, potencia y mineralidad en este vino elaborado con uvas procedentes de la finca “Los Almendros”, en la zona más mediterránea de Rioja. Rojo cereza, nariz intensa de frutos rojos y notas minerales. Equilibrio, personalidad en un tinto agraciado con 12 meses de crianza en barrica de roble americano que sorprende y convence.

 

Varietal Tempranillo 2012. Elaborado exclusivamente con uvas de la finca “Carboneras”, el viñedo de más altitud de la Denominación de Origen con 850 metros de altitud, situado dentro de la Sierra de Los Cameros Viejos. Llamado por ello “Tempranillo de montaña”, este vino llega como un tinto cargado de frescura, carácter, autenticidad. Cuerpo, volumen y prolongado final.

 

Varietal Garnacha 2012. Procedente de la finca “Los Almendros”, con viñas plantadas “en terrazas”. Vino de largo recorrido que cobra fuerza en la copa hasta la inmensidad. Aromas florales y tostados, frescura y elegancia, una singular garnacha riojana con mucho carácter que cierra este cuarteto sinfónico con un resultado genial. El precio de cada uno de ellos ronda los 11 euros.

Categoria: