Montecastro emprende el camino de Hacienda Monasterio

Noticias: 

Un viejo conocido de Ribera del Duero abre una nueva etapa de la mano de Hacienda Monasterio, una de las bodegas más prestigiosas de esta no menos prodigiosa denominación de origen. Nuevo sello y nuevo rumbo para un tinto que democratiza el acceso a los vinos de calidad sin perder la esencia ni el carácter.

 

Hacienda Monasterio toma el testigo de Montecastro para hacer vinos “muy buenos y a precios razonables”, como resumía Carlos del Río González-Gordons, responsable de la bodega, en la presentación de las elaboraciones llevadas a cabo por el nuevo equipo enológico.

 

Son vinos que buscan la honestidad y la creatividad; la frescura, la fruta y la acidez equilibrada; que huyen de la monotonía, señalaba el director técnico de la bodega, Carlos de la Fuente, mano derecha del célebre Peter Sisseck en Hacienda Monasterio.

 

Vinos para todos, con un estilo moderno que quiere mantenerse fiel al carácter del tempranillo de Ribera del Duero sin caer en el imperio de la madera, y con un brillante porvenir. Así se define Montecastro 2012, el bautismo del nuevo equipo, un tinto con dos años de crianza y un precio aproximado de 16 euros en tienda. Notas balsámicas y de tabaco, sabroso y sedoso, con estructura, equilibrado e intenso.

 

El nuevo reserva será un vino de tres años seguramente más prometedor que su hermano menor. Mientras tanto podemos disfrutar de Montecastro Reserva 2009, herencia del anterior equipo, a un precio de 22 euros. Frutillos del bosque maduros, notas anisadas y especiadas, un tinto fino con alguna pizca de otras variedades y con buen cuerpo, a un tiempo con nervio y elegante. Quedan muchas etapas en esta nueva carrera de Montecastro, pero ha caído en buenas manos. Y eso parece un buen seguro.

Categoria: